sábado, 19 de abril de 2014

Cristiano y Marcelo entrenó con el grupo

El Real Madrid volvió ayer a los entrenamientos tras ganar la Copa del Rey y con la vista puesta en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, en una sesión en la que Cristiano Ronaldo y Marcelo completaron la primera parte junto al grupo y continuaron después en solitario.

El técnico italiano Carlo Ancelotti contó ayer con 19 futbolistas para comenzar a preparar el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones el miércoles que viene frente al Bayern de Múnich.

El portugués Cristiano Ronaldo y el brasileño Marcelo completaron la primera parte del entrenamiento junto al grupo y continuaron después en solitario sobre los campos 1 y 2 de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, informa el club en su web oficial.

Los futbolistas de campo llevaron a cabo un intenso calentamiento antes de ejercitarse con el balón, mientras que los tres guardametas se entrenaron de forma específica junto al preparador de porteros, Villiam Vecchi, añade realmadrid.com. EFE

viernes, 18 de abril de 2014

Neymar y Alba son bajas en Barcelona

El defensa Jordi Alba y el delantero Neymar da Silva estarán unas cuatro semanas de baja después de caer lesionados en la final de la Copa del Rey que el Barcelona perdió el miércoles ante el Real Madrid en Mestalla (1-2).

Alba fue sustituido al descanso con una rotura del bíceps femoral de la pierna derecha y Neymar acabó el encuentro con una contusión en el pie izquierdo que le ha provocado un edema en el cuarto metatarsiano, según han informado los servicios médicos del club catalán.

Elche con Atlético

El Elche visita hoy el estadio Vicente Calderón en la cuenta atrás del conjunto rojiblanco, que afronta la primera de las cinco finales ligueras pregonadas por su entrenador, Diego Pablo Simeone, hacia un título que parece distante para el Barcelona.

Real Madrid, por su parte, no regresará a la Liga hasta el 7 de mayo, cuando visitará al Valladolid. Barcelona, que ha perdido el paso hacia el liderato, recibe el domingo al Athletic, después de tres derrotas consecutivas que le han apartado de todos sus objetivos.

Sevilla espera el domingo al Granada en el Sánchez Pizjuán.

Di María: "Messi está bien, tranquilo y no veo desgastado al Barcelona"

Ángel Di María, jugador argentino del Real Madrid, hizo un repaso por la actualidad futbolística en 'Radio América' y aseguró que su compatriota Leo Messi "está bien, tranquilo" y que no ve "desgastado al Barcelona".

"No veo desgastado al Barcelona, lo que ocurre es que los equipos cada vez le conocen mejor y cada vez es más complicado ganar a los rivales", dijo Di María.

Con respecto al estado anímico de Messi, el centrocampista internacional rompió una lanza por su compañero en la selección albiceleste.

"Está muy bien, muy tranquilo. No creo que esté pasando un mal momento en lo futbolístico, es que los rivales lo tienen muy marcado. El problema es que Messi siempre está en el centro de todo, pero al Barcelona en general no le están saliendo las cosas", comentó.

Por el contrario, en el Real Madrid las cosas marchan por el buen camino.

"Nos están saliendo las cosas bien, es lo que nos importa. Se ve en la cancha que el equipo está bien, aún cuando Cristiano Ronaldo no esté. No sé si llegará para la próxima semana, ojalá lo haga", indicó Di María.

El jugador argentino reflexionó sobre la trascendencia que tienen tanto Real Madrid como Barcelona.

"En estos clubes lo único que sirve es ganar, no sirven los empates. Por la presión, estar debajo del Barca es muy complicado y también al revés", aseguró.

En la Liga, el Atlético de Madrid tiene ventaja sobre el Madrid y el Barcelona.

"El Atlético tiene muchos partidos complicados, así es que nosotros tenemos que seguir como hasta ahora, aunque es verdad que para que nosotros seamos campeones, el Atlético tiene que pinchar dos veces", afirmó Di María.

La Liga de Campeones es casi una obsesión en el Real Madrid. "Yo llevo tres años quedando afuera en semifinales y cuando te eliminan es como que se te cae el mundo", comentó.

Este año, en semifinales, el rival es el Bayern Múnich. "Al Bayern hay que tenerle el respeto que se merece, es el último campeón", declaró el centrocampista.

En el plano personal, Di María aseguró que está en su "mejor momento" desde que llegó al Real Madrid. "Carlo Ancelotti (el entrenador del Real Madrid) me cambió de posición y me adapté muy rápido. Le estoy muy agradecido por el apoyo que me dio en los momentos difíciles", observó.

La salida de Jose Mourinho del banquillo del Real Madrid fue otro de los asuntos sobre los que habló.

"Decir que traicionamos a Mou es una mentira muy grande, el jugador lo que quiere es llegar a las finales y salir campeón. Mou fue el que me trajo al Madrid y el que me dio lugar, nunca puedo estar enojado con él", dijo El Mundial es otro de los objetivos del jugador del Real Madrid.

"El club es el principio, después cuando terminen las competiciones acá, pensaremos en la selección. Sería algo muy lindo lograr mi primera Champions, y una alegría muy grande para llegar al Mundial", concluyó Ángel Di María.

La Junta del Barça ya valora vender a Messi tras el Mundial

Ya no es tabú hablar en el Barça de una posible venta de Leo Messi el próximo verano. De capa caída en las últimas semanas, desde el equipo directivo no verían con malos ojos abrir las puertas al futbolista una vez pase el Mundial. La apuesta sería tan arriesgada como impopular y pocos la creerían posible, aunque pese a sonar a oportunista, la realidad es la que es. Ofertas por él llegaron hace tiempo. PSG, Madrid, City y Chelsea valoraron pagar por él, pero de venderlo, la cláusula (200 millones) sería innegociable por parte culé.

Desde los despachos del Camp Nou han estudiado tanto la operación que tendrían claro el impacto económico que significaría para la entidad el perder una figura como Messi a nivel colectivo, ya que Leo sigue teniendo la totalidad de sus derechos de imagen. Desde hace tiempo, el club y Jorge Messi, el padre y agente, trabajan con una renovación que desgrana capítulos y por la que el jugador pediría 25 millones por temporada. Unos informan que el argentino está feliz en el club y que el deseo es seguir creciendo en la entidad hasta que llegue el momento de dar un salto al charco para acabar la carrera en Newell’s; la otra versión confirma que los pasos se van dando con seguridad y que quieren hacer del jugador el futbolista “mejor pagado del mundo”. De ahí los 25 millones.

Confianza. Pese a que no le salen las cosas, en el vestuario aseguran que “está comprometido”. Otra cosa es que el crack haya tenido a veces un comportamiento que no acabó de agradar a alguno de sus compañeros. Pero, eso sí, nadie olvida que “nos dio muchas cosas y ahora hay que tener paciencia con el momento por el que pasa”, finalizan.

A la espera de un apoyo del club ante la crisis


Pero más allá de todo lo acontecido hasta el momento, Messi considera que no todo se paga con dinero, pese a las seis mejoras de contrato recibidas en los últimos años. El participar de manera directa en el mejor Barça de la historia y ser el referente de uno de los grandes equipos de todos los tiempos ha de tener más peso que una nómina con muchos ceros. De ahí que el entorno del futbolista muchas veces se sintió desprotegido y sin la ayuda mediática del club. Ante el alud de críticas vertidas en las últimas horas, el futbolista sabe que Martino dará la cara por él mañana, pero veremos si algún directivo dice algo.

jueves, 17 de abril de 2014

Real vence a Barcelona y es campeón de la Copa

Real Madrid, con un gol del galés Gareth Bale a cinco minutos del final, se proclamó ayer campeón de la Copa del Rey al ganar 2-1 al Barcelona, tres años después de la última final de Copa entre ambos, ganada por los blancos en Valencia.

El argentino Ángel Di María abrió el marcador con un disparo cruzado cuando se llevaban apenas 10 minutos, antes de que Marc Bartra empatara con un remate de cabeza (66), que volvió a meter en el partido a un Barça que sufría mucho.

Habría que esperar hasta casi la conclusión del encuentro para ver a Gareth Bale galopar por la banda para hacer el 2-1 definitivo tras ganar el mano a mano con el meta José Pinto (85). En el 90, el brasileño Neymar tuvo en sus pies el 2-2, pero su remate se fue al palo.

El primer tanto blanco en Valencia fue fruto de la mayor velocidad y presión que el Madrid aplicó desde el inicio, haciendo sufrir a los azulgrana a la hora de sacar la pelota. Isco la robó, inició la contra con un pase rápido a Gareth Bale, que envió a la izquierda a Benzema, para que el francés mandara a Di María, cuyo tiro cruzado logró tocar el meta José Manuel Pinto, aunque no lo suficiente como para impedir el gol blanco (10).

Los blancos fueron más verticales durante el encuentro frente a un equipo azulgrana que fiel a su estilo tocaba y tocaba, pero no lograba encontrar un hueco. Los azulgranas que buscaban una victoria que les diera un poco de aire a sus derrotas, tardaron en entrar en el encuentro.

Huérfano de Messi, que apenas apareció en el encuentro salvo por un disparo desde la frontal que se fue muy desviado (41), el Barça solo lograba crear ocasiones de peligro con centros al área y tiros lejanos. Jordi Alba aprovechó así un pase desde la derecha de Dani Alves para cabecear hacia la portería blanca, donde detuvo Casillas bien colocado (22).

Antes del descanso, Isco pudo haber hecho el segundo al recibir un balón de Bale en el área, pero Jordi Alba se tiró a los pies. A la vuelta de los primeros 45 minutos, Alba, lesionado, se retiró para dejar entrar a Adriano en su lugar, pero el dibujo azulgrana no cambió.

Neymar, perdido en la derecha, apenas consiguió hacer su magia y superar a la defensa del Madrid, aunque pudo haber hecho el empate al estrellar un balón en el palo (90). Real continuó en su intento de hacer daño mediante el contragolpe, lo que le permitió “matar” el encuentro con el tiempo casi cumplido.

Bale se escapó por la banda en una gran galopada, superando a Bartra y ganando el mano a mano a Pinto para hacer el gol de la victoria blanca (85), que hundió a los azulgrana.

Los datos

Celebración. Hinchas del Real Madrid salieron a la calle anoche para celebrar la Copa del Rey. Los aficionados del equipo merengue se congregaron tras el pitido final en la céntrica plaza de Cibeles.

Sufrir. Cristiano Ronaldo, ausente por lesión de la final ante el Barcelona, felicitó a sus compañeros: “Estoy muy feliz. El equipo ha estado bien y ha sabido sufrir. Lo merecimos porque fuimos mejores”, afirmó

‘Bale’ lo que pesa

Una excepcional galopada del galés Gareth Bale a seis minutos del final dio el título de la Copa del Rey al Real Madrid frente al Barcelona (1-2), con un gol que ha entrado en la historia de esta competición y en un partido con fases de superioridad alternas por parte de ambos equipos.

Real Madrid empezó bien y marcó, el Barza dominó durante casi todo el primer tiempo y en la segunda parte el gol de Bartra y el de Bale llegaron cuando sus equipos peor lo pasaban. El remate del brasileño Neymar al poste casi al final pudo propiciar un empate que no se dio.

El Barcelona inició el encuentro con el argentino Messi en el centro, Neymar a la derecha e Iniesta a la izquierda, mientras que Real Madrid presentó un poco usual 4-4-2, con el francés Benzema y Bale en ataque.

Los primeros diez minutos fueron de superioridad madridista. El equipo de Carlo Ancelotti empezó el encuentro con más intensidad que su rival. A consecuencia de esa dinámica, Real Madrid se aproximó un par de veces con peligro a la meta de Pinto en los primeros diez minutos. En el 11, tras una gran jugada de Bale, Benzema y Di María, el jugador argentino batió a Pinto.

Fue en una acción en la que los futbolistas del Real Madrid lo hicieron todo bien y el brasileño Alves y Pinto no estuvieron acertados, el primero al perder el balón en el inicio de la acción y el guardameta al no detener un balón sin muchas complicaciones.

El gol cambió la dinámica del partido, ya que el equipo del argentino Gerardo Martino se hizo con la posesión del balón y empezó a jugar cada vez más cerca de la portería de Casillas.

El conjunto catalán recuperó su estilo, pero no fue capaz de crear peligro ante un Real Madrid que, a pesar de replegar sus líneas más allá de lo que parecía aconsejable, dio la sensación de sentirse cómodo con ese tipo de partido. Esa dinámica se mantuvo hasta el descanso con opciones tímidas para el Barcelona por medio de Cesc, Jordi Alba de cabeza y un remate desviado de Messi, en una fase del juego en la que la mejor noticia para el Barza fue la actuación de Iniesta.

Repite el juego
En la segunda parte, Real Madrid volvió a jugar como al principio, dispuso de dos ocasiones por medio de Bale y provocó que el Barcelona viviera sus peores momentos del encuentro.

El Barcelona necesitaba el gol, pero era Real Madrid el que más lo buscaba. Mediado el segundo periodo, el partido ya se parecía poco al del primer tiempo, ya que el equipo madrileño era cada vez más protagonista.

Pedro entró por Cesc y poco después el árbitro anuló un gol al Real Madrid de Bale a instancias del juez de línea. Justo en la jugada siguiente y cuando peor lo pasaba el Barcelona, Bartra remató un córner de Xavi de forma impecable para establecer el empate a uno en una acción aislada.

Reanimado el Barza, los hombres de Martino recuperaron el dominio de la primera mitad ante un Real Madrid que volvió a cifrar sus aspiraciones en el contragolpe y que pudo marcar en buen remate de Modric (80’) que dio en el poste.

El 2-1 llegó en una excepcional jugada de Bale, que recorrió sesenta metros por la banda izquierda, en la que desbordó a Bartra y se plantó ante Pinto, al que batió con un túnel. El Barcelona pudo empatar a dos minutos del final, pero el remate de Neymar se estrelló en el poste



Real Madrid Campeones Copa del Rey

Una excepcional galopada del galés Gareth Bale a seis minutos del final dio el título de la Copa del Rey al Real Madrid frente al Barcelona (1-2), con un gol que ha entrado en la historia de esta competición y en un partido con fases de superioridad alternas por parte de ambos equipos.

El Real Madrid empezó bien y marcó a través de Ángel Di María, el Barza dominó durante casi todo el primer tiempo y en la segunda parte el gol de Batra y el de Bale llegaron cuando sus equipos peor lo pasaban. El remate del brasileño Neymar al poste casi al final pudo propiciar un empate que no se dio.

El Barcelona inició el encuentro con el argentino Messi en el centro, Neymar a la derecha e Iniesta a la izquierda, mientras que el Real Madrid presentó un poco usual 4-4-2, con el francés Benzema y Bale en ataque.

El 1-2 fue una excepcional jugada individual de Bale, que recorrió sesenta metros por la banda izquierda, en la que desbordó a Batra y se plantó ante Pinto, al que batió desde cerca.